Creatividad y rentabilidad en un mismo negocio

FABRICACIÓN DE ROPA INTERIOR

La indumentaria íntima se ha convertido en un objeto de deseo equiparable a un perfume o a un buen vino, sobre todo para tas mujeres, pero también en forma creciente para los hombres. El valor que el público le da a su ropa interior hace que el diseño y la confección de lencería, corsetería, camisones, pijamas, batas, slips, camisetas, y demás prendas tengan mucho de arte. Y la tendencia de autor también llega a este rubro, con propuestas únicas que tienden a satisfacer los gustos de cada mujer y cada hombre. Esta situación alimenta la entrada de diseñadores independientes que buscan captar a un público cada vez más amplio. Y lo están logrando. Así que con capacidad de inversión, altas dosis de creatividad, foco en las tendencias actuales y poder de autogestión, el momento actual es ideal para comenzar a diseñar, a vender y a ganar.

Claves del negocio

¿Qué exige la gente a la hora de comprar ropa interior? Fundamentalmente, calidad, comodidad y resistencia. En las mujeres prevalece la estética y un toque personal que haga valer el rótulo de "prenda íntima". En los hombres, el confort y la durabilidad son lo primero, aunque los jóvenes también aprecian la estética.

Como en toda actividad, antes de lanzarse a la fabricación hay que conocer los pasos, los procesos, y los trucos del diseño y confección de indumentaria interior. Argentina cuenta con un amplio abanico de propuestas en capacitación, con carreras, cursos y talleres para adquirir el saber necesario.

Ahora bien: ¿a qué hay que aspirar para arrancar el emprendimiento con el pie derecho? Primero, a la calidad integral de las prendas, que deriva de la calidad en todos los procesos de producción: en el diseño, en las materias primas (telas, accesorios, etc.. por lo cual es importantísima la elección de proveedores confiables), en la moldería. en el corte, en la confección. La calidad en todas las fases de la fabricación debe dar como resultado un producto, valga la redundancia, de calidad. Además, hay que aspirar a la resistencia y a la durabilidad. Y a la comodidad, al buen calce, a hechuras y terminaciones perfectas.

El proceso de producción

La producción de ropa interior, en especial lencería y corsetería, comprende distintos pasos. En primer lugar, el diseño. Es la etapa fundamental, ya que en su transcurso se define y especifica cómo será cada modelo, qué elementos llevará, cómo será confeccionado y presentado. Durante este paso, se definen los modelos, los materiales, las telas, ios accesorios (etiquetas, aros, ganchos, arandelas, correderas, desmontables, elásticos, etc.), y el packaging. En cada temporada conviene incorporar nuevos modelos según las tendencias vigentes.

Después se procede a la elaboración de los moldes. Se plasma en papel el modelo diseñado, luego de lo cual se hacen muestras para constatar que el molde se ajuste al diseño, y para verificar que el modelo resulte productivo, es decir, que sea rendidor, fácil de fabricar masivamente. Para ello, la moldería debe ser de dócil manejo.

A continuación sigue el corte de las piezas que componen las prendas. El corte es un paso importante, ya que muclias prendas de lencería y corsetería suelen componerse de diferentes tipos de telas, y su moldería es en muchos casos de tamaño reducido, por lo que el corte debe ser muy preciso.

Las piezas cortadas pasan luego a la confección, donde se realiza el armado y la costura de las prendas. Una vez listas, se envasan y almacenan. 

Fabricar indumentaria

La fabricación de indumentaria es una de las actividades más elegidas por los emprendedoras. Las propuestas educativas para incurstouar en el rubro abundan, y el mercado dispone de un nutrido menú de proveedores de materias primas, accesorios, y maquinaria de corte y costura. La producción de indumentaria es una actividad intensiva en mano de obra, pero la incorporación de maquinaria sirve, pan) acelerar y brindar precisión al proceso. Las máquinas cortadoras son básicamente dos: las rectas (manuales y más económicas), y las sinfín (más precisas y costosa). También existen máquinas de coser de distintas funciones. Las rectas y las overlock son las más comunes; sirven para confeccionar toda ciase de prendas, pero en ciertos tipos (como lencería y corsetería), es mejor el uso de máquinas específicas Las collaretas también son fundamentales. Adamas hay equipos que cumplen rumáones puntuales, como las pega clástico, las doble aguja y las atracadoras, muy usadas en la confección de ropa íntima. Otros insumos son tas máquinas de tejer y de bordar, las planchas profesionales, las mesas de corte, las extendedoras de telas, etc. Para adquirir maquinaria, una buena opción es Grupo Master. Formado por 8 empresas importadoras de maquinaria de corte, bordado y confección, el conjunto es representante de tres marcas líderes: Protcx, Typical y Brother, que trabajan todos los tipos de máquinas, cubriendo todo el espectro de la confección. Grupo Master es, además, representante de elásticos Zanotti con toda su linea para lencería, y comercializa-dor de hilo Lumina para bordar. Daniel Arianello. titular de una de las empresas del grupo, explica que "nuestro objetivo ex llegar al sector de la indumentaria, haciendo posible bajar costos y brindando tecnología y buena calidad en maquinaria e insumos"

 Fundación ProTejer - www.fundacionprotejer.com


Volver al listado de notas